Crema de hoy, y de ayer

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cerebro creativo

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Facebook, gorros y bufandas

Hace unos días vi en la tele, una “nueva” y por ahora pequeña tendencia, que quizá mañana enganche a muchos: El punto. Si amigos, habéis leído bien. Reunirse en una cafetería con los colegas aguja en mano y empezar a crear gorros y bufandas mientras comentamos las jugadas de la semana. Una forma diferente y relajante de socializar.

También hace unas semanas leí un artículo sobre la inminente caída de Facebook. Teoría con la que estoy completamente de acuerdo. Y no va a ser el único.

Hace tan solo unos años el messenger era lo último entre mi generación de cuarto de siglo, y de ahí hemos ido pasando a otros social media y formas de comunicación tipo  Tuenti, Facebook, Twitter, Whatsapp, Skype y un largo etc. Con argumentos del tipo “eso es solo para chatear. Con esto puedes compartir más cosas” dejamos uno y pasamos al otro. O tomamos dos, o tres, o los que nos parece. Quizá para chatear uno, para subir fotos otro, para cosas “serias” un tercero…Y lo más es el invento de subir una foto con una copa de ron en la mano y darle a eso de “que no lo vea mi jefe” (al que por supuesto tienes ahí para hacer contactos y hablar de cosas serias).

También es cómico eso de que tu amiga Sara avise en cero coma a Raquel de que Guadalupe (que tiene rota la Blackberry) va a llegar más tarde a la cena. Adiós a la era de los plantones, con lo que molaban.  O comentar algo en una red social y que te contesten vía whatsapp, o viceversa. ¿Y si no tengo el móvil a mano? Tampoco acostumbro a estar conectada todo el día…¿Estamos tontos o qué?

Lo cierto es que algunas formas de comunicarse mueren y otras nacen. Quizá no mueran del todo y sólo están en coma. Pero acabarán muriendo. Ya sea por cuestión de moda, edad, o necesidades. Y si, de cotillear también se cansa uno. No me veo con 40 años colgando fotos en internet de cuando hice la comunión o me fuí de vacaciones a París. Y aparte, como digo, ya existirá una cosa más interesante. Quizá una web para treinteañeras que permite intercambiar con tus contactos los maravillosos modelitos de tu armario; o una aplicación para adolescentes hormonados que crea diminutas chuletas para los exámenes, capaces de meterse en cualquier bolígrafo (aunque quizá por entonces lo de usar bolis esté más que caducado, who knows).

Y sino, siempre nos quedará el punto. Pensemos en la cantidad de horas que hemos echado en internet y otros gadgets. Si las hubiésemos empleado en el punto….Imagina que tienes que echar algo en cara a un amigo…¿Qué mejor lugar que una cafetería, con un pastel de nata en la mano, pidiendo a gritos ser estampado en su cara? Mucho más divertido que ponerle a parir en la red, claramente. Y si el pastel no es suficiente tenemos la aguja a mano…Fascinante imágen, digna de una comedia Hollywoodiense.

Por no hablar de la cantidad de gorritos que habríamos hecho…

Os dejo el link del artículo de Facebook, y otro que también avecina unas cuantas desapariciones en los próximos años:

http://www.yorokobu.es/mi-profecia-sobre-el-inminente-hundimiento-de-facebook/

http://diario.latercera.com/2011/07/03/01/contenido/tendencias/16-75110-9-el-experto-que-pronostica-la-caida-de-facebook-y-el-fin-de-la-era-del-pc.shtml

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Charles Bukowski

Escribo este post para hablar de un maldito genio. Y lo digo convencida de que fue un genio sin necesidad de hacer demasiado esfuerzo. De esos que nacen con chispa y entre alcohol y otros vicios hacen del papel en blanco una maravilla.

El típico tío al que citas cuando el hilo de la conversación te da la oportunidad y quedas de puta madre. Pero más allá de eso, supongo que gusta porque habla de la realidad. Indaga en lo más profundo del ser humano para hablar de sus virtudes y sus miserias. Realismo sucio se ha dicho. Un Sabina en versión alemana. O americana más bien.

Os dejo dos de sus grandes poemas, uno en español y otro en inglés, uno por escrito y otro en forma de anuncio made in Levi’s.

Tira los dados: 

“Si vas a intentarlo
ve hasta el final
de lo contrario no empieces siquiera
Tal vez suponga perder novias
esposas, familia, trabajo
y quizá la cabeza.
Tal vez suponga no comer durante
tres o cuatro días
Tal vez suponga el arte
en el banco de un parque
Tal vez suponga la cárcel
Tal vez suponga humillación
Tal vez suponga desdén, aislamiento
El aislamiento es el premio
Todo lo demás es para poner
a prueba tu resistencia,
tus auténticas ganas de hacerlo
y lo harás
A pesar del rechazo y
de las ínfimas probabilidades
y será mejor que cualquier cosa
que pudieras imaginar
Si vas a intentarlo,
ve hasta el final
No existe una sensación igual
Estarás sólo con los dioses
Y las noches arderán en llamas
Llevarás las riendas de la vida
hasta la risa perfecta
es por lo único que vale
la pena luchar.”

The Laughing Heart: 

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Write!


Hay a quien le gusta dibujar y no dibuja; a quien le gusta cocinar y no prepara un plato en semanas;  como el  que engrandece con su guitarra y la tiene contra la pared dejando que se cubra de polvo. ¿Paradójico no?

Yo soy el copywritter que un día deja de escribir en su blog. Y lo peor es entrar en las estadísticas y ver que hay gente que te lee, y seguramente esperen con impaciencia un nuevo post. Que por el momento no llega, y se quedan como el que ha dormido dos horas y se encuentra con la cafetera estropeada. Pero confían en que se pueda arreglar.

Rectifico. Hay algo peor: que te guste escribir, que te guste incluso recrearte en lo que un día escribiste.; sentirte orgulloso; y pensar, “tengo que volver a hacerlo”; pero no lo hago. Y me quema. Quema tanto, que decido volver a escribir.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Creativos a la moda

Jóvenes con Blackberrys, madres que hacen Yoga, personas que se crean un perfil en cuatro redes sociales distintas, niños con pulseritas de colores, alternativos con relojes casio del año catapum, pijas con gafapastas, modernos con Ray Ban de antes del año catapum, inquietos que deciden crear un blog,  calurosos con botas de pescador, parejas que se van a esquiar en Navidad, abuelas que toman Puleva Omega 3, abuelos que toman Danacol….Es lo que a día de hoy se ve en la calle.

El mundo de la publicidad (y más concretamente quienes se dedican a ello…Dígase creativos por ejemplo…) a menudo se asocia con el de la moda. Antes creía que eso era una estupidez. Que cada cual consume lo que quiere, y que esa asociación partía de una pura coincidencia. A día de hoy pienso todo lo contrario.

Marta es creativa. La han cogido en una agencia de publicidad hace escasamente dos meses.

“Tengo que entregar una gráfica mañana de Adidas. Concretamente de unas playeras muy casual. No se me ocurre nada. Joder. Y encima voy en el tren, aburrida, sin internet. Ojalá tuviese un Iphone. Porque el MacBook mola….pero sin pincho no hay nada que hacer. Tenía que haber hecho caso a mi madre y comprar uno de Movistar, que está ahora en oferta. Y sin permanencia. Parece mentira que Orange nos de de comer en la agencia. Si ellos supiesen…

 

Madre mía…Tengo las converse llenas de mierda. Pero bueno, se llevan sucias y rotas. Y valla pelos. Que ni el león de la Metro. En cuanto llegue a Madrid voy a darme una vuelta por la tienda de Adidas de Fuencarral para ver cómo son las zapatillas que hay que vender. Fuencarral mola.”

Marta llega a Chamartín, desde donde coge la línea uno, directa a Tribunal. Sale de la boca de metro.

“La gente entra como loca a comprar en las tiendas. Se nota la campaña de Navidad. Y hablando de Navidad, tengo que llamar a mis amigas, a ver donde quieren que vayamos a cenar. Espero que no se les ocurra decir que al chino. Ni al japonés. Que parece que regalasen la cena. Seguro que al menos el cinco por ciento de los madrileños está cenando en un lugar así. Por algo dicen que China es el futuro.

Ya veo el luminoso de Adidas. Que guapa está la tienda. Y los dependientes. ¿Y si les escribo en uno de esos flyers molones mi número? Bueno, a lo que voy…Ahí están las zapatillas. Y de hecho son bastante chulas. Quizá me las pida para Reyes. Aunque también quería una tableta gráfica para el Mac…Y no hay que abusar, que estamos en crisis. Tendré que priorizar. El posicionamiento de la campaña es libre. ¿Diseño? ¿comodidad? ¿Calidad-precio? El dependiente moreno me mira con cara rara. Llevo como siete minutos mirando unas zapatillas desde todas las perspectivas posibles. ¿Acaso es tan extraño? ¿No ven que soy creativa? nadie más haría eso…Creo. Me meto en Camper. No por nada. No necesito ni zapatos ni botas. Vaya escaparate más original. Distintos objetos cotidianos, todos pintados de blanco. Tengo que comentar esto en el blog, y si puedo acompañarlo con fotos va a ser la bomba.”

Marta sale de la zapatería sin ni siquiera echar un vistazo a un solo par de zapatos.

En la calle, moda y cultura terminan por fusionarse. El creativo absorbe todo lo que le rodea y a partir de ahí hace lo que le da la gana: selecciona, rechaza, junta, pega, transforma…Y finalmente “vende”. Y todo ello en presente. El tiempo juega en su contra, porque la publicidad se trabaja en AHORA. La cuestión no es ir a la moda, sino al menos conocerla. Saber que ofrece el mercado y cómo se mueve la gente. O qué ofrece la gente y cómo reacciona el mercado. En definitiva, conocer qué es lo que se cuece ahí fuera. Y el creativo lo conoce. Y a veces lo exterioriza.

Por eso, cuando veáis a un creativo muy cool, preguntaos: ¿Cómo no va ir en cierto modo a la moda alguien que trabaja a su compás? ¿Alguien que sabe lo que triunfa ahí fuera, se esfuerza por conocerlo, y para colmo lo tiene que vender?

 

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Confesiones

Todo está cambiando. Acabada la carrera hace escasamente dos meses me invadió el estrés y al mismo tiempo el pasotismo. ¿Qué cuyons hago con mi vida? Dos cosas tenía claras. Bueno, tres realmente. Una era que que me encantaba la creatividad. Por eso empecé publicidad. Sino habría seguido en ADE  (efectivamente, soy una de esas tránsfugas que se cambian de carrera porque aquello no les inspira). La segunda, es que pensaba que “me podría llegar a gustar el mundo del marketing”. Que gracia me hace el “podría llegar a gustar”. Y es que averiguarlo suponía hacer un segundo ciclo, un máster, o que me cogiesen en algún sitio (cosa complicada dada mi “super experiencia” en el tema). El tercer y no menos importante aspecto que tenía claro es que yo no me quedaba en Salamanca (mi ciudad…Y la de mis padres claaaaaro…). Eso ni de coña.

Finalmente me lancé a la aventura y empecé un curso/máster/cosa, de creatividad en la escuela Zink Project de Madrid. Y hasta ahora genial. Están siendo cuatro meses de desorganización, locura, ideas, cerveza y fiesta…Mucha fiesta. Y si no la hay nos la inventamos. ¿Verdad Antía? El ambiente es muy bueno, y los consejos de Javi también. Cómo para hacer un book o inventar grupos y aplicaciones en Facebook como han hecho anteriores generaciones. Mis objetivos son, como mínimo, pensar con tanta agilidad como para contar en pocos minutos una historia a partir de una palabra o crear algo a partir de dos jabones de colores. ¡Por cierto!, desde aquí hago un llamamiento a todos los que quieran/puedan colaborar conmigo en la producción de algunos proyectos que tengo “in mind”.

Y bueno, hoy estoy aquí y mañana sabe Dios. Si algo bueno tengo es que no me gusta cerrarme puertas. De ahí la coña de lo del marketing. Si hace unos meses la “bipolar” me decía que tenía que aclararme, hoy yo la diría que no tiene ni p…Idea. Me revienta cuando me preguntan qué quiero ser, si copy o arte. “Pues todo chat@, todo”-sería mi respuesta redonda-. No me importaría ser la Marçal Moliné de mañana.

Y al hilo de toda esta historia, iba a anunciar que posiblemente diese un enfoque distinto a este blog…Más dedicado a la creatividad. Pero he pensado que no. No al menos como mucha gente se imagina: petándolo de gráficas, anuncios, virales…Que yo no he hecho, claro. Sencillamente porque eso se encuentra en internet. Y no quiero que mi blog sea un copia y pega de lo que podemos encontrar en “cualquier sitio”.

Y eso es todo. Ahora que he puesto esto al día…¡A currar!

5 comentarios

Archivado bajo Uncategorized